Terrible, oremos

México.- El imparable pleito entre mexicanos y peruanos por el tema Laura Bozzo (nosotros nos enojamos porque nos la enviaron, ellos se enojan porque se las queremos regresar) parece que podría llegar a su fin, y ambas naciones podrían darse de nuevo la mano, pues la misma Laura Bozzo ha confirmado su propia muerte.

Ustedes dirán que kestapasanda y cómo es posible que alguien se muera y luego confiese que ya se petateó. Sí, es extraño, lo sabemos, pero no adelantemos conjeturas y vamos pasito a pasito, suave suavecito.

Sucede que la ex conductora de escandalosos programas de televisión (antes de que los escándalos se hicieran en redes sociales) ha tenido una mala racha desde hace tres años, no sabemos si porque rompió un espejo, tiró la sal o no envió una carta cadena, pero el caso es que ella misma lamenta los últimos años de su vida donde le han sucedido puras desgracias.

El diario digital argentino Infobae entró hasta donde tú jamás te atreverías a entrar: al depa de Laura Bozzo, para tener una tranquila charla donde la ex presentadora les contó a los reporteros todas sus penas y achaques de los últimos tres años.

De estos detalles no vamos a entrar, para no ensuciar tus ojitos con tanta información, pero sí te contamos que entre las desgracias de Laura está una que la mantuvo muy delicada de salud: una intervención quirúrgica que le produjo un shock séptico, que es como cuando te da el patatús, pero leve, y de todos modos sientes como si ya te hubiera cargado el payaso.

Así permaneció Laura Bozzo durante veinte minutos, “muerta por veinte minutos”, en palabras de ella misma. Luego revivió, el pleito entre peruanos y mexicanos continuó y todo volvió a la normalidad. Sólo esperemos que aún sigan existiendo héroes sin capa que impidan que se filtren en internet fotografías de esta señora. Amén.


Compartir Todo lo que sabemos sobre la muerte de Laura Bozzo

Logo