14 tiernos momentos que prueban que los gatos en realidad son dioses

En realidad TÚ eres su mascota

El cinturón de Orion – Los gatos no son animales, son dioses. Tú podrás confundirlo con tu mascota y creer que te pertenece, pero la verdad es que es al revés. Tú eres su sirviente de lujo y deberías estar agradecido por eso. Los Egipcios lo sabían y por eso les fue tan bien. Puede que sean incluso extraterrestre.

Sin embargo, no debes confiarte con ellos. Por más tiempo que hayan pasado con los seres humanos, no dejan de ser impalcables máquinas de matar que te cambiarían por un sobre de Félix sin pensarlo dos veces. Su naturaleza salvaje sale a relucir a menudo, con resultados tiernos, pero en realidad bastante tétricos si te pones a pensarlo.

Para celebrar el Día Internacional del Gato, te dejamos con 14 tiernos momentos que prueban de una vez y para siempre que tu gato intenta asesinarte.

1. No conocen el miedo porque ellos son el miedo

2. Obviamente operan en otro plano de existencia

3. Como el Dios del antiguo testamento, si algo no les gusta, te lo harán saber.

 

4. Aunque no lo sean, se comportan como si lo fueran

5. Todo lo tuyo es suyo

6. Nada puede detenerlos

 

7. Ellos te dieron la vida y ellos te la pueden quitar

8. No sólo son tu dios, también lo son de tu perro

 

9. Operan en otro plano de existencia

11. Son venerados, con justa razón

12. Son más chidos que tú

13. Nos han dado los mejores memes

14. Sólo tienen un enemigo natural…

 

Compartir 14 tiernos momentos que prueban que los gatos en realidad son dioses

Logo