Cuando quieres trollear a los chairos pero terminas cayendo en su propio juego

Es la broma, pues

México.- Oigan, a todos nos ha pasado, no digan que no: le pasó a Aleks Syntek, a Eugenio Derbez, al Papa, todos hemos caído bajo la provocación de los haters que, a tanta insistencia, encienden la sangre y crean a puro mecha corta en la sección de comentarios.

Arne Milhouse aus den Ruthen, mejor conocido por todos como el justiciero de internet que nadie pidió, cayó, amigos, se dio tremendo tropezón del hate al convertirse en eso que siempre juró destruir.

Este fue su primer comentario acerca de su opinión personal sobre Andrés Manuel López Obrador, tan válido como todas las opiniones del cosmos y varios universos conocidos.

Entonces, un transeúnte de Twitter iba caminando por ahí y dejó este comentarillo pillo, sin AMLove pero con una directa muy clara.

Arne dejó salir tu Syntek interno, quedando en vergüenza nacional porque, en efecto, el que se enoja, pierde.

De ahí en fuera, sus seguidores se sumaron al “siéntese señora” colectivo para darle una lección de memelogía social.

A ver, Arne, es broma pues, tranqui papaw.

Compartir Cuando quieres trollear a los chairos pero terminas cayendo en su propio juego

Logo