tesis

Acompáñenme a ver esta triste historia

El Estado de la Cuestión.- Llega el trágico momento en la vida de todo estudiante universitario donde debes demostrarle al mundo, a la vida, a ti mismo y a tus padres que sí puedes con ese gigantesco monstruo de 120 páginas llamado: tesis.

Luego de sufrir mucho, de darle mil vueltas a tus conocimientos y de hacerte güey muchos meses, por fin eliges un tema de tesis, te dan un asesor, y creas una carpeta en tu computadora donde, según tú, en tres meses (seis, máximo) tendrás tu preciosa tesis ya terminada.

Sin embargo, entre querer escribirla, escribirla y terminarla, existen un sinfín de trampas, acantilados, tierras fangosas y precipicios en los que podrías acabar, todo traumado, y decidiendo ya no titularte o titularte por promedio (si tu carrera te deja hacer eso).

El caso es que hay una serie de maldiciones que debes enfrentar cuando estés en esas circunstancias. No, no te queremos asustar, pero es la mera verdad. Vamos con la información y volvemos al estudio:

 

1. Te deprimes porque ves en el Facebook que todo mundo se titula, menos tú

2. Nunca logras ver a tu asesor

3. Pero cuando lo ves hace pedazos tus sueños e ilusiones

4. Caes en el valle de la procrastinación

5. Quedas atrapado en el Marco Teórico Zone

6. Te entra la manía de decirle a medio mundo que eres tesista, pero ni haces nada

7. Prendes la PC para comenzar a redactar el primer capítulo, pero te distraes viendo un video de “25 cosas que seguramente no sabías de los hipopótamos”

8. Cada mes te dan ganas de cambiar tu tema de tesis porque nomás no avanzas nada

9. Te pones a investigar en serio sobre tu tema y descubres que hay otras 5 tesis iguales a la tuya

10. Cuando por fin vas a tramitar tu examen de titulación, tu escuela se va a huelga

Compartir 10 maldiciones que te llegan cuando comienzas a escribir tu tesis

Logo