Sarah Andersen

Weeeeeeeeeyyyyy ¡No! ¿Por eso no podemos tener nada bonito?

Meméxico.- A finales de enero la ilustradora gringa Sarah Andersen pintó un mural en la esquina de Tabasco y Mérida en la colonia Roma, porque pues obvio los patrocinadores pensaron que se vería bonito ahí y no en Ecatepec.

Sin embargo anoche explotó la noticia que afectó a miles de amantes del arte al saberse que habían graffiteado la magnánima obra de Sarah Andersen que vino a ¿regalar? al pueblo hipster bueno de  México.

El autor de la “intervención” fue ni más ni menos que el Zombra, un graffitero mexicano que por años se ha dedicado a rayar paredes y cortinas de tiendas que subieron a dos pesos el mamut de a varo.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

#ZOMBRA @chaisberto

Una publicación compartida de ZOMBRA_LEGEND (@zombra_legend) el

Sarah Andersen vs. Zombra

En este punto las opiniones se dividieron, porque a los mexicanos lo que nos gusta es pelear, y mientras unos decían “weeey no, el mural de una gringa a la que le pagaron por venir a rayar una pared”, otros se defendían diciendo que no se trataba más que de una intervención y que, al fin y al cabo, rayas en las paredes son rayas en las paredes.

“Mejor te hubieras rayado la cola” – La mamá de Sarah Andersen al enterarse que vino a México a pintar una pared.

¿Recuerdan al macho que se ofendió tanto por las salvajes intervenciones de las feministas en monumentos históricos y que fue a limpiarlos con sus propias lágrimas?

Pues algo así ocurrió con la hipsteriza al punto en que se pusieron a “restaurar” la obra de Sarah Andersen con sus propias manos humildes y campesinas… Pero ¿Entonces así ya tampoco es de ella la obra? ¿ O sí? ¿No es en la praxis eso mismo que hizo el Zombra?, no lo sé, no soy 100tífiko.

1.

2.

Aunque claro, el graffiti feminista lejos de sólo rayar traía un mensaje social, pero ¿El Zombra también lo tiene?

Mientras si son peras o son manzanas y tu ya tienes tu propia opinión, parece ser que si el cometido de el Zombra era que vieran “qué tan chingón es” por rayar una pared lo logró, sea por ego de un graffitero pedorro o por un discurso de combate, sólo Avelina Lesper y él lo saben.

Lo que sí es que este tema parece cobrar relevancia sólo porque el mural fue de una artista extranjera pues nadie se puso a gritar por el mural de Nicandro Puente, pintado el año pasado por el pinche sistema retrógrada:

¿O sólo porque es en la Roma? Y nadie habla de cómo la obra de los ucranianos Interesni Kaski fue cubierta por una pintura azul en las oficinas del diario El Universal en la CDMX:

Y tú ¿Crees que el Zombra sea el Bansky mexicano o un simple vándalo de tres pesos?

Seguiremos pintando paredes.

JUgaldeG
JUgaldeG  Ver otros 1160 artículos

No pondré nada porque luego te ofendes


Compartir Pueblo indignado de La Roma rescata mural de Sarah Andersen graffiteado por Zombra

Logo