TOÑITA

El que presume está obligado a probar

Academia de Aristóteles.- Sabroso encontronazo se han dado los cantantes Toñita y Sebastián Martingaste, quienes se acusaron hasta de las proporciones anatómicas que tienen.

Todo comenzó con Toñita dando una declaración al programa ‘De Primera Mano’, en donde hizo narró que le reclamó a Sebastián supuestamente por haber dicho que le gustaban las mascotas, en particular el perico, cosa que ella negó.

No sabemos en qué momento se pasa de saber a quién le gusta más el azúcar glas, a un supuesto jugueteo entre ambos, y sin sacarse nada, Toñita arengó al argentino por el fanfarroneo que éste hiciese de su miembro familiar, pues el que presume está obligado a probar, ¿o cómo era?

Haciendo uso de su derecho de réplica, Sebastián replicó que él nunca ha dicho que Toñita se meta nada, y sólo mencionó que “todo había sido al revés”, y que la ex Academia estaba aferrada a confirmar o no el tamaño de las cosas.

Llegó un punto en donde el centro de la discusión era la confirmación o no de que Sebastián la tenía como Zague, cosa que nunca fue dirimida haciendo fútil todo lo anterior.

Dejen termino de tallar esta camisa….¡listo!, les platicaba que Martingaste se defendió de las acusaciones de Toñita aceptando que ésta lo había acosado constantemente y hasta dijo que ‘esa fue de las razones por las que se salió de un programa en el que ambos participaron’.

Esperemos que los sueños de Toñita se cumplan y pueda ser testigo de todo lo que se proponga en la vida.

Compartir ¿Te acuerdas de Toñita? Pues acusó a Sebastian Martingaste (¿quién?) de tenerla como Zague (oh)

Logo