uber comida

La confesión fue sacada a los propios repartidores

Laguna de las Toallitas Húmedas.- Los repartidores de Uber Eats podrían estar comiendo parte de su pedido antes de entregártelo, según un estudio realizado por US Foods que reveló lo anterior, confesado por los mismos repartidores. Reportaje traído por Forbes México, con amor, niñita.

La encuesta se hizo en la Unión Americana con 500 repartidores de comida de las aplicaciones Uber Eats, Grubhub, DoorDash y Postmates, resultado que el 28% (sí, casi 1 de cada 3) aceptaron haber tomado un bocado o dos de los pedidos de los clientes, y eso es el porcentaje de los que aceptaron haberlo hecho, imagínense el resultado que saldría con polígrafo.

Lo anterior constituye una fobia de muchas personas, y el hecho de que en efecto, alguien ajeno a tu familia toque tu comida con las manos sucias y sudorosas, confirma que los sueños y tus peores temores siempre se cumplen, y más los segundos.

El mismo estudio preguntó a clientes de las aplicaciones “cuán molestos se sentirían si un repartidor tomara unas papas fritas en el camino”, los clientes dieron una respuesta promedio de 8.4 de 10, es decir, que estarían de enojados a muy emperrados.

La solución que la plataforma está valorando es que las compañías y restaurantes pongan etiquetas en sus contenedores para que estén sellados y se pueda saber si el pedido fue manipulado, aunque otra posible salida que a su humilde servidor se le ocurre es olerle la boca al repartidor al momento que entregue el pedido.

Compartir ¿Sientes tu pedido más ligero? Los repartidores de Uber Eats se lo podrían estar comiendo

Logo