Este millonario belga se petateó mientras intentaba agrandarse el nepe

Por querer jugarle al belga con la naturaleza

Bale belga la bida  – Un millonario forrado en dinero murió esta semana en medio de una cirugía de alargamiento de nepe. Ehud Arye Laniado de 65 años, era un empresario y experto en diamantes, e incluso tenía su propia compañía radicada en Bélgica llamada Omega Diamonds.

Los hechos ocurrieron una clínica de París de la que no trascendieron más detalles, salvo que cuando le inyectaron una sustancia en su miembro tuvo un paro cardiaco.

De acuerdo con personas cercanas al empresario, Laniado estaba obsesionado con su tamaño, y decían que el único momento en el que se olvidaba del asunto era cuando su contador le decía el tamaño de su fortuna, cosa que hacía varias veces al día para sentirse mejor. También parecía estar obsesionado con su apariencia y la manera en la que los demás lo perciben.

Además de sus complejos, Laniado era dueño del penthouse más caro de Monaco. O sea, era rico entre los asquerosamente ricos. Su pequeña y humilde casa (que no es tu casa) valía un equivalente a más poco más de mil millones de pesos. Ahí le gustaba cotorrearla con modelos y celebridades porque, ¿quién no lo haría si tuviera tanto dinero?

Laniado era conocido por haber vendido el diamante más caro del mundo, conocido como “Luna Azul” (bautizado así en honor a la encueratriz de color azul Luna Bella) en casi 50 millones de dólares.

Como dos gotas de agua

Así que ahí lo tienen, chiquilines, espero que hayan aprendido la lección de esta fábula de la vida real: El dinero no lo es todo en la vida y hay cosas más importantes que el tamaño del nepe, como la venganza y los diamantes.

Compartir Este millonario belga se petateó mientras intentaba agrandarse el nepe

Logo