La pizza de pozole existe y ya es el manjar de los políticos fifí

Ya no quieros vivir

Arizona de mango a 10,99.- Han pasado más de 240 años desde su fundación y Estados Unidos nos sigue sorprendiendo por su amor a las armas, a su ausencia de cultura y por su ignorancia redneck expandida a los rincones más lejanos de su cerebro. Un aspecto a destacar, si podemos considerarlo así atrevidamente, es su desarrollo en la comida tex mex, que si bien tenemos el agrado de no degustar, se confunde a nivel internacional como una “representación” de la comida mexicana.

Te me vas a tu cuarto y piensas en lo que has hecho, Nico.

Hoy no vamos a las oficinas del KKK con el alcalde racista que podría haber salido de la WWE, hoy nos dirigiremos al lobby de la congresista Debbie Lesko, que, tras otro día de servir al justicia y a los ideales de nación y soberanía, decidió tomarse un merecido descanso y compartir el te junto a una exquisitez culinaria.


 

El sagrado caldo primigenio azteca, conocido por nosotros mortales como  Pozole, ha pasado a formar parte de la larga lista de ingredientes que pierden su esencia y se unen a lo que describió Walter Benjamin como “la obra de arte en la época de su reproductibilidad técnica”. Bueno, Puebal se atrevió a hacer lo mismo cuando inventó la pizza de mole, no podemos quejarnos tanto.

El producto pertenece a Pizzeria Paradiso, restaurante de Georgetown que apuesta por romper los moldes para crear algo que bien que se le  pudo haber ocurrido a Pizzas del Perro Negro.

 

 

 

 

Oso Rulo
Oso Rulo  Ver otros 431 artículos

Fui al IMSS, nadie me volvió a ver


Compartir La pizza de pozole existe y ya es el manjar de los políticos fifí

Logo