Niño huye de su casa para evitar comer recalentado durante una semana

“Estoy harto del recalentado y del relleno feo del pavo”, confesó

México.- Manuelito Ortiz, niño de 4 años y medio, pidió refugio en casa de sus abuelos maternos, luego de que su madre, doña Gaby, lo amenazara con comer recalentado durante una semana o “hasta que se acabe el pavo, la crema de elote, la ensalada de lechuga morada y la ensalada de manzana”.

En consecuencia, el niño huyó de su hogar una vez terminó la cena de Noche Buena y recibió su regalo del intercambio. Manuelito ahora se encuentra en casa de sus abuelos, quienes lo consienten con medio litro de helado y pizzas del Liru Sisa.

“Mi hijo es un malagradecido, no sabe que allá en África miles de niños quisieran comer como él, pero no tienen ni para un pan”, explicó la madre, recién recuperada del soponcio que le dio al ver que su hijo había huido.

Según Isela, hermana mayor de Manuelito, este niño ya tenía malos antecedentes en su casa, pues la semana pasada tiró las tortillas cuando lo mandaron, la antepasada llevó perejil en lugar de cilantro cuando tuvo que ir a la verdulería y apenas hace un mes hizo berrinche porque le pidieron que fuera por el refresco a la hora de comer.

Por su parte, Manuelito explicó que tanta presión era ya insoportable y dijo que nadie, ni su propia madre, merece un castigo tan grande como comer recalentado muchos días seguidos, “la ley dice que na’ más dos días de recalentado y ya”, subrayó el informado niño quien luego notificó a los Reyes Magos su cambio de dirección.

Compartir Niño huye de su casa para evitar comer recalentado durante una semana

Logo