Y luego ya podrá “seguir sus sueños”

Camino a Belén.- Un trabajador con lonchera y cantimplora asegura que sólo está esperando que le paguen el aguinaldo para renunciar a su trabajo, el cual odia con toda su alma. ‘Nomas me pagan mi aguinaldo y el bono vacacional que me deben desde abril, y no me vuelven a ver’, amenazó cósmicamente el sujeto mientras hacía una mueca de odio.

La empresa para la que trabaja lo tiene confinado a un cubículo en donde no lo dejan poner retratos de su mascota, cosa que lo enloquece, además de que el olor del microondas cada día está más insoportable, razones que lo han orillado a decidir salirse de trabajar para pasar una Feliz Navidad.

Según los chismes de pasillo, el aguinaldo lo darán a mas tardar el día 10 de diciembre, por lo que la empresa pasará la última semana laborable sin la valiosa presencia del trabajador que gusta de tomar ‘días económicos’ cada que puede.

Con los días que el ex trabajador tendrá libres, aprovechará para recuperar las calorías que no pudo consumir durante el año por estar haciendo informes y mal pasarse de comer, pues sólo comía el desayuno pero se saltaba el almuerzo y la hora del lunch.

Pues se viene mucho trabajo para el año que entra’, le dijo el iluso patrón después de darle su sobre con el bono navideño desconociendo por completo los planes del Godínez.

 

Compartir Godínez harto de su trabajo asegura que renunciará después de que le paguen el aguinaldo

Logo