Derechairo norteño exige que vuelva a subir la gasolina para que Fitch Ratings le dé buena calificación a Pemex

Dice que es una vergüenza que haya bajado

La Cuarta Transformación.- Carlos Ajúa Robles, ilustre habitante de Ciudad Juárez Chihuahua, se puso su chaleco amarillo y salió a las calles de su ciudad para protestar en contra de lo que él llamó “antigasolinazo”.

La protesta fue suscitada luego de que Fitch Ratings, una calificadora internacional, bajara dos niveles la calificación de Pemex, noticia que aún están analizando con lupa diversos críticos de AMLO porque no saben muy bien qué carajos quiere decir eso (aunque algunos analistas dicen que es como si Pemex tuviera un 8 de calificación para los inversionistas y ahora sacara 6).

Aunque sólo los economistas y algunos petroquímicos saben a detalle qué implica que Fitch Ratings bajara dos escalones a Pemex, el joven Carlos Ajúa determinó que se trata de números negativos y que, por lo tanto: “ya les falló su mesías, chairos, los inversionistas se están espantando, Pemex está peor que antes”, puntualizó.

Asimismo, el informado derechairo expuso que las calificadoras internacionales son congruentes, desinteresadas, dignas y certeras, por lo que es un grave error que AMLO descalifique a las calificadoras.

“Todos sabemos que Pemex era una empresa modelo, aun cuando había robo, corrupción y estaba al borde de la quiebra, y si no me creen consulten las estadísticas de Fitch Ratings, las acabo de retuitear, shingadamadre”, sentenció el norteño.

Ajúa advirtió que, en señal de protesta, él pagará a veinte pesos por cada litro de gasolina, aunque en la frontera ya cueste a quince pesos o menos el litro. “Esto es para que AMLO aprenda a respetar las reformas que nos dejó el sexenio pasado, y que vea que sus medidas populistas están perjudicando al país”, concluyó antes de pedir dos litros de la verde.

Compartir Derechairo norteño exige que vuelva a subir la gasolina para que Fitch Ratings le dé buena calificación a Pemex

Logo