¡Volvió La Academia! Y mintiéndonos como siempre este es su primer gran fraude

¡Ay Azteca! ¿Otra vez tú?

República Hermana de Tlalpan – TV Azteca no se rinde y mes con mes nos sorprende con nueva programación (o comprando conductores de la competencia). Luego de su fracaso con el concurso ese de belleza, que está más en el olvido que el campeonato del Santos, ahora esta fábrica de sorpresas decidió regresarnos una tradición mexicana:La Academia.

Ellos saben lo adictos que nos volvieron a los ojitos de María Inés, a ver al galán de Carlos Rivera, los duelos entre Lolita Cortés y Jolette, y hasta a la “Manzanita” de Erasmo Catarino. Es por eso que quieren volver a succionar nuestras almas, además de ayudarnos a caer en blandito cuando se nos acabe la serie de Luismi.

Como era de esperarse, se quisieron super volar la barda aprovechando el impresionante talento (jajajaja) del tío Adal con un “musical” para inaugurar el show, todo en compañía de los conductores de los programas de más rating de la televisora, donde lo único rescatable fue, ni más ni menos, que los pasitos de nuestro adorado Pedrito Sola.

Juzga tú mismo:

Todo en aquel foro era alegría y felicidad hasta que empezaron a sacar el rencor guardado en contra de una tal “Sofía Luna” (Frida Sofía ¿dónde?), quien “los dejó plantados” y ni les dio las gracias. “Según” le hablaron de emergencia a una de las rechazadas no’más porque ya estaba pagado el lugar de aquella alma irresponsable.

De acuerdo con don Adal, los que no habían dado el ancho fueron alertados sobre la posible llamada que recibirían para informarles que “siempre sí”. Fue entonces que la afortunada, y para nada fake, Marian Salinas, resultó elegida para entrar en la escuelita de canto.

Pero… ¡Ya salió el peine!

Empecemos con que, según la producción, la chavita no tenia ni idea de que le iban a llamar, se mostró cero feliz por la noticia y lo más ridículo fue que, a pesar de ser domingo por la noche, ella ya estaba entaconada, con camarógrafo y troca afuera de su casa para llegar al foro.

¡El teatro había llegado amiguitos! Ligado a seguir molestando a la regia y recordarle para siempre que es una irresponsable, y del pésimo desempeño de los ahora académicos (¿cómo es que ellos son los mejores de entre 13 mil?), ahora teníamos a una actriz camino al foro vocalizando con un profe para, según lo que explicaron, darle un chance de no regarla (tanto).

¡Mira nada más qué momento!

Así es señores, resulta que Marian ya tiene sus añitos de carrera actoral, y no precisamente en la pastorela de su primaria, sino que ya ha compartido escenario con actores posicionados, o bueno, algo así:

Este reality ha sido experto en vendernos los traumas de los participantes y chantajearnos con un “mira cómo sufre” para tenernos al límite domingo a domingo. Esta vez fue tanto su drama que al final sólo quedaban Marian y un bato chileno, del que no recordamos su nombre.

Como era de esperarse, el peor arranque de La Academia en la historia tenía que ser marcado por una situación conmovedora, y con Adal, recordándonos que chilla por todo, las lágrimas de cocodrilo nos recordaron que “los sueños se pueden lograr” ¡la actriz, nada emocionada y que curiosamente canta mejor que el resto entró al reality!

En resumen: La Academia odia a la regia, todos los alumnos son malísimos, la Rosa de Guadalupe se le apareció a una actriz que entró de último momento, Adal Ramones va a llorar en todas las emisiones, Edith Marquez le robó vestuario a Lady Gaga y lo mejor de la noche fue el escote profundo de Cinthya.

Compartir ¡Volvió La Academia! Y mintiéndonos como siempre este es su primer gran fraude

Logo