“Me da mi jálogün” Vs “Me da pa’ calaverita”

 

México.- Cuentan los que dicen que saben que, hace muchos años, las costumbres de los morritos por estas fechas eran muy distintas a lo que son ahora. Algunos de nuestros padres no pedían dulces, sino “quinto pa’ mi muertito”, que luego se convirtió en “quinto pa’ mi calaverita”, y después, con la devaluación, resultó en “me da pa´mi calaverita”.

Los niños de hace unos veinte años vivieron en ese puente entre pedir dulces y pedir dinero. Pero los niños de décadas atrás no sintieron esa disyuntiva, sólo pedían para su muertito porque la tradición así lo dictaba: simular que alguien se había petateado y pedir una coperacha para el funeral.

Luego, en los 90, se puso de moda el “Anti-Halloween” y era cool condenar a los que lo celebraban. Finalmente se puso de moda el “Anti-Anti-Halloween” y es cool condenar a los que condenan a los que lo celebran. Y así todo se vuelve parte de un gran mame… Lo cierto es que las tradiciones no son estáticas y se pueden enriquecer incluso de otras tradiciones que podrían haber parecido enemigas, tal como ocurre con el debate Halloween vs. Día de Muertos.

Así que ahora te dejamos 8 profundas diferencias entre pedir para la calaverita y pedir para el Halloween. Si cuando eras niño ya te daban dulces, significa que ya perteneces a la generación de niños Halloween, pero si aún te daban dinero, eres de la vieja escuela. Veamos:

 

Compartir 8 diferencias entre un morrito de ahora que pide su Halloween y uno de antes que pedía para su calaverita