Sus alumnos ya no tendrán que salir a buscarlos

País del Ensueño.- “Irse de pinta” es un problema muy real y vigente en México (aunque la palabra esté en desuso desde 1997). En fechas recientes, se ha registrado el caso de jóvenes que abandonan la escuela para ir a los lugares más sórdidos (bodegas de tiendas departamentales) a hacer cochinadas.

Por ello, la Secretaría de Educación Pública aprobó una partida extraordinaria: Todas las escuelas ya podrán comprar colchones para esta emergencia. La medida tiene como fin desalentar las “pintas” estudiantiles que se dan por falta de tan necesario mueble para relajarse después de los exámenes.

“Hemos notado que los estudiantes quedan exhaustos después de ler. Por eso, se salen de los planteles para buscar lugares de descanso en Dormimundo”, declaró Aurelio Nuño, titular de la dependencia.

El presupuesto destinado para tal fin se ejercerá de inmediato. Las tiendas de colchones surtirán los productos en todas las escuelas de nivel secundaria, e incluso en algunas primarias donde se tienen detectados altos niveles de precocidad.

“Nos pidieron que los colocáramos allá en el aula de computación, todos paraditos, como si fuera casita india”, comentó un cargador mientras bajaba el producto a la mitad del recreo (palabra en desuso después de los 11 años).

A pesar de las bondades de la medida, los profesores tendrán que estar atentos cuando los estudiantes salgan al baño. Es muy probable que quieran ir a la pila e colchones para saltarse el trabajo en equipo.

Con la política “Colchón en tu escuela” los jóvenes ya no tienen necesidad de perrear a la hora del recreo, como si el relax que proporcionan los resortes, calmaran su ansía primitiva de contonearse al ritmo de un reggaetón lento.

Compartir Escuelas hacen pedido masivo de colchones para que sus estudiantes no se vayan de pinta