Laura Zapata aplicó un viernes de ahorcar “gordas traicioneras” contra senadora de Morena

Pida una disculpa y váyase a dormir, señora

México.- Dentro de la comunidad que promulga las dos vidas, la paz entre los mexicanos y en general ser mejores personas por el bien común, está la actriz Laura Zapata, a quien hemos visto en incontables ocasiones marchar por el bienestar pero al mismo tiempo con una sed de sangre inmensa en contra de personas que ni la deben, ni la temen.

No por nada Niurka le da de una a varias arrastrizas mensuales en las entrevistas con música de telenovela. Mejor tensión dramática ni Game of Thrones.

El chiste es que la señora se mete en pleitos gratuitos como toda señora que se mete en pleitos gratuitos, obviamente desde la comodidad de Miami Beach, solo que esta doña es famosa, y por ello podemos hablar todos como colectivo.

En esta ocasión se metió con Evo Morales, el ahora ex presidente boliviano, quien el día de ayer pidió asilo en nuestro país después de un sonado golpe de estado militar en su país. Política más o política menos, Laura Zapata necesitaba el argüende y lo encontró.

 

View this post on Instagram

 

Que gusto encontrarme con la brillante MargaritaZavala ?????? todo el día trabajando con @Tere Pave ?‍♀️?‍♀️?‍♀️

A post shared by Laura Zapata (@laurazapataoficial) on

Claro, no se le fue al cuello directamente a un señor que no conoce ni conocerá, sino a otra persona que tampoco conoce pero que igual es mexicana. Estamos hablando de Citlalli Hernández, senadora de Morena, quien su único pecado fue tuitear lo siguiente.

Y como aquel video de Lady Gaga gritando sin razón aparente…

…la hermana/señora de Thalía respondió con una representación del viernes de ahorcar rucas, pero con un pequeño pero entretenido giro inesperado.

Di lo tuyo, Laura.

Como medio en total desaprobación a la gordofobia condenamos el que alguien llame “gorda traicionera” sin siquiera dar una explicación. Al menos Alfredo Adame llamó “gorda inmunda” a su cuñada porque le robó, pero esto, señora Zapata, es pasarse de lanza.

Por suerte, la senadora no necesita quien la defienda, a pesar de miles de tuiteros se pusieron de su lado, no porque crean o no en ella, sino porque no hay nada más placentero que sentar a una señora. Así fue como Citlalli Hernández le dijo “siiii weeeeeeeey, lo que quieras weeeeeeyyyyy”.

Por el momento, Laura Zapata fue puesta en su lugar, pero no tardará en regresar a las andanzas en busca de otro escandalillo.

Para ello aquí nos tendrán, mi gente, al tiro con lo mejor de la información de escándalo.

Compartir Laura Zapata aplicó un viernes de ahorcar “gordas traicioneras” contra senadora de Morena

Logo