Casual que te escapas de la cárcel nomás para ir por pisto y te regresas

Sed de la mala nivel: salgo del tambo y orita vuelvo

Texas.- La sed de la peligrosa puede ocasionarte que hagas locuras como escaparte del bote, ir por pisto y regresar para seguir bebiendo con tus compas de la cárcel. Porque podrás cometer el delito de contrabandear alcohol en el tambo, pero también eres fiel a pagar tu condena.

Eso les ocurrió a cuatro reclusos allá en los Estados Unidos, en el condado de Jefferson, Texas. Según varios informes, los prisioneros se escapaban, iban a comprar unas caguamas o algo así, y luego regresaban para seguir pisteando adentro de la cárcel.

Sin embargo, alguien fue de chismoso, y los polis se pusieron a vigilar para cacharlos en la movida. De este modo sorprendieron a los reclusos, quienes se echaron a correr, pero al final los atraparon y los retacharon a prisión. ¡Caray, ya no se puede ir al Oxxo sin que te quiera torcer la policía!

 

La información fue compartida por la página del feisbuc de la policía de Jefferson. Los polis declararon que los presos llevaban whisky y celulares cuando los atraparon (faltó el paketaxo). Aún no sabemos cómo castigarán a estos contrabandistas. ¿Acaso los meterán a la cárcel? Ah, no, de allí venían.

La cuestión es ¿por qué diablos nomás iban a la tiendita a comprar cosas y se regresaban a la cárcel? ¿Qué clase de amistad y carnalismo de vatos locos aprendieron allá adentro? A toda madre, o un desmadre.

Compartir Casual que te escapas de la cárcel nomás para ir por pisto y te regresas

Logo