comida

Había hecho como propósito bajar, pero ya llegó el pan de muerto…

 

Gulatitlán.- Pan de Muerto, atole, buñuelos, calabaza cocida, pavo, tamales, ponche y todo tipo de comida es lo que se nos viene para este fin de año, y Florencio Longanizo lo sabe.

El individuo en cuestión, habría tenido como propósito de Año Nuevo ponerse a dieta y ser mejor persona con los demás, pero su mal humor y su apetito voraz no lo dejaron cumplir con dichos deseos al calor de las copas.

‘O sea, ¿cómo quieren que esté a dieta si en todos lados ya están vendiendo pan de muerto?’, preguntó retóricamente el sujeto quien en mayo se envició con las Triki Trakes. La estresante situación lo ha llevado a dejar de lado la dieta que intentaba seguir desde que comenzó el año.

‘No, sí me he controlado, antes me echaba un champurrado después de las gorditas que pedía a la oficina. Ahora ya camino hasta donde venden las quesadillas fritas’, explicó don Longanizo mientras hacía lo imposible por disimular la panza.

Florencio contaba con obtener un papel para una película, por eso había subido originalmente 12 kilos, y aunque al final no obtuvo el papel, el recuerdo del casting lo lleva dentro de él. Con todo y temporada glotona encima, el disciplinado individuo evitará la caña del ponche para intentar reducir los carbohidratos.

 

 

Compartir Hombre que iba a bajar de peso este año, feliz porque ya llegó la época de mucha comida

Logo