9 cosas que pasan cuando te cortas el cabello pero nadie dice

Tú relájate para que veas cómo te dejan

Colonia Acondicionador.- Hay gastos fijos de los que nadie habla, pero el cortarse el cabello es uno de ellos, pues a menos que seamos parientes de Salinas de Gortari, es algo que tendremos que hacer toda nuestra vida, y lo peor, cada mes.

Durante esta visita mensual a la barbería / estética / peluquería /corral de burros, experimentamos cosas de las que nunca hablamos con nadie, pero que son toda una realidad:

1. Nos toca escuchar chismes que los otros clientes comparten, y por alguna extraña razón, conocemos a las personas de las que están hablando.

2. Al final de tu corte, no te gusta nada cómo te dejaron, pero aseguras que ‘quedó bien’ cuando te enseñan en el espejo trasero cómo te trasquilaron.

3. ‘¡Rápelo!’, le contestamos al peluquero cuando nos pregunta ¿Cómo quiere su corte?, pero debido a que no teníamos ni idea de cómo o queremos.

4. Durante el corte, nos relajamos como si estuviéramos en un spa, y no es que hayamos estado en uno, sino que así nos imaginamos que ha de ser.

5. Por alguna razón, entramos en confianza con el peluquero / estilista / barbero que nos está haciendo el corte, y lo agarramos de cantinero y psicólogo para contarle lo que nos hizo el ex.

6. Nunca le pidas a tu peluquero un cambio radical, porque te lo va a dar…

7. Durarás un tiempo esperando tu turno. Si tienes suerte, habrá señal dentro del local, y si no, pues tendrás un flashback a cómo era la vida en los 90s y te aprenderás toda la decoración de la estética.

8. Llega un momento en donde te resignas a perder una oreja de lo cerca que sientes la tijera. Es una ejercicio similar a cuando te subes a un juego extremo y dejas todo ‘en manos de Dios’.

9.  Ese día que te haces el corte y querías que todos te vieran con gel de diseñador, ese día lloverá.

 

Compartir 9 cosas que pasan cuando te cortas el cabello pero nadie dice

Logo