Típico que das a luz y regresas una hora después a acabar tu examen

¡Denle una medalla al mérito!

Mundo responsable.- Mientras Alfredo Adame pide 5 meses para reponerse del tremendo botellazo que le propinó el literato de terror, Carlos Trejo, allá en Guinea (África occidental) una morrita nomás necesitó menos de una hora para tener a su bendición y regresar a echarle ganas a la vida. Adame: 0. Carlos Trejo: 1. Morrita de Guinea: 1000.

Esta joven de 18 años llamada Fatoumata Kourouma Condé, según un medio local, no le notificó a nadie que ya estaba por dar a luz, pues tenía miedo de que no le dieran chance de hacer el examen que le costó todo un año prepararse (era uno de los exámenes finales de su bachillerato).

Pero las contracciones y el síntoma del “bebé ya está en camino” comenzaron a manifestarse en la joven cuando ella estaba haciendo su examen de Física. Así que aplicó un: “Profe, ¿me deja ir a la enfermería a tener a mi hijo y orita regreso?”

Esto sucedió como a las 8:30 de la mañana del martes 16, la chica fue trasladada al centro de salud de la ciudad, tuvo al bebé y regresó como a las 9:10 al aula a terminar su examen. El hecho entusiasmó al maestro que le aplicó el examen y al marido de Fatumata quienes confirmaron la noticia y la contaron con orgullo.

Ahora nomás falta que la nueva madre apruebe todos sus exámenes con mención honorífica, le den una medalla Gabino Barrera, la bequen en una buena Universidad, y su morrito, cuando crezca, cuente con emoción cómo vino a este mundo. Así sea.

Compartir Típico que das a luz y regresas una hora después a acabar tu examen

Logo