Ya cayó el primero: reportero se echa un coyotito en plena mañanera

Los presentes creyeron que los ronquidos eran una broma

La Cuarta República.- Las mañaneras de Andrés Manuel López Obrador han demostrado que él es un presidente democrático y abierto a cualquier tipo de cuestionamientos, pues hasta El Deforma le ha preguntado cosas de suma importancia para el país. No obstante, hay reporteros que sólo van a dormirse y por eso México está como está.

Los primeros en echarse un coyotito en la mañanera fueron unos estudiantes de primaria, quienes asistieron al evento el día del niño, como regalo por llevar buenas calificaciones, porque, según el gobierno, para eso se esfuerza un niño de 10 años en la escuela, para escuchar al presidente a las seis de la mañana.

Aquí el video del peor regalo del día del niño de la historia:

Y ahora, luego de muchas conferencias en donde sólo escuchamos frases como “yo respeto”, “acabar con la corrupción” o “es culpa de la administración pasada”, grabaron al primer reportero que se echa una jetita en plana mañanera, porque “para qué cuestionar si siempre se hará lo que AMLO diga”.

Al irrespetuoso reportero no le importó estar en primera fila ni que el presidente lo estuviera viendo. Los presentes creyeron que sus ronquidos se trataban de una broma, pero en realidad la lentitud que tiene AMLO para hablar puede dormir hasta un velador.

Aquí el momento del épico coyotito de la prensa:

No cabe duda que desde que el reportero de El Deforma dejó de ir a la mañanera, ningún reportero va a trabajar de verdad. A excepción de Jorge Ramos, discípulo de este medio, a quien los chairos quisieran ver dormido.

Seguiremos siguiendo, Joaquín.

Compartir Ya cayó el primero: reportero se echa un coyotito en plena mañanera

Logo