La receta que AMLO no quiere que sepas

Los Ángeles.- Todos tuvimos a esa compañerita de la primaria que llevaba paletas de corazón el día de San Valentín para todos los del salón. Por lo regular era una niña que no tenía amigos y que quería quedar bien con cada uno de sus compañeros para que nadie la odiara, pero siempre terminaba haciendo algo mal como recordarle al profesor sobre la tarea que había dejado un día anterior.

Pues en California una niña con este mismo perfil decidió hornearles a sus amigos de la escuela unas galletas con un ingrediente muy especial que muy pocos se imaginarán. Antes de dárselas a comer, ella siempre les advirtió sobre el extraño ingrediente que haría que sus paladares estallaran de la sorpresa, y sólo algunos de sus compañeros aceptaron la propuesta.

La niña preparó las galletas con las cenizas de su abuelo, por lo que se ha convertido en la alumna con la mayor creatividad de la escuela, ganando un premio a la mejor receta culinaria del barrio por provocarle a 9 de sus compañeros una diarrea que jamás olvidarán.

“Esta niña iba diciéndole a todos que trajo galletas a la escuela con cenizas de humano en ellas”, aseguró uno de los estudiantes que prefirió permanecer en el anonimato. “No le creí hasta que sacó la urna”, señaló.

Y es que las cenizas de un difunto pueden servir para miles de cosas, de hecho hay toda una industria de las cenizas de tu abuelo, en donde se encuentran campos comerciales como el diseño gráfico, el cultivo de árboles, fabricación de diamantes, muebles, retratos, etc.

Además también hay estadios de futbol en donde equipos como el Real Betis Balompié o el mismísimo Barcelona dejan que las cenizas de sus aficionados difuntos sean regadas por toda la cancha.

“No puedo dejar de imaginarme una pastelería en la CDMX con galletas hechas con restos de humanos; sería un sueño hecho realidad”, exclamó Chabelo tras enterarse de la noticia.

Compartir Esta niña llevó galletas a la escuela pero tenían un ingrediente sorpresa

Logo