Ni se les ocurra rayar sus letras turísticas

Un saludo a toda mi razita de Polakas que la sigue cotorreando, a Yampa, Rafita, la mano de Roy y a la mocha banda de Contaduría

Las Islas.- Ciudad Universitaria, tierra de las Condenas enérgicas, sacrosanto campo en que vive el inmaculado espíritu de nuestra UNAM, vivió un golpe sacrílego hasta sus últimos rincones cuando un par de nobles sujetos aplicaron un desnudo por el mero goce de estar vivos. Sus acciones, que habían pasado desapercibidas hasta entonces, repercutieron en el ágora de nuestro ego académico.

La finalidad del artista es enfurecer” diría el director de Cine Novo, Glauber Rocha, y vaya que este par de transgresores del nude lo consiguieron. Tras la demanda de una página de la Facultad de Contaduría y Administración, la indignación y el hambre soltaron gritos de molestia. La protesta había nacido y su nombre suspiraba rebeldía, era más fuerte que los hongos que mantienen cautivo al ocupado Auditorio Che Guevara.

El post original, el cual fue borrado por repudio de los usuarios, le recordó a su servidora, también alumna de esta perfectible institución, todas las ocasiones que Debora Poo, el Mosh de Ciencias Políticas y Sociales, reclamaba injusticias, acción que nadie le ha tomado en serio los 22 años que lleva en los salones de clase.

Monumento a Mao Tse Tung en plena explanada de CU en mero siglo XX

 

Los desnudos en Campus Central se quedan cortos ante la indignación por la rayadera de las letras turísticas y marketeras de #hechoenCU. Una abominación que miles de estudiantes, dañados en su orgullo, reclamaron; simplemente no era concecible que grupos de la UNAM se enojaran tanto por  el feminicidio de Lesvy Berlín. Todo menos nuestras letras.¿Alguien quiere pensar en las letras?

Prioridades del pueblo sabio

Nuestro Equipo Especializado en Narcóticos, o sea esta editora cocainómana, ríe mientras prende su nevadito. La realidad nos ha superado nuevamente y a nosotros, hijos de la última generación de Goyo y del olvidado Pablo Carpizo, nos toca indignarnos por los problemas sociales del presente y futuro, pero claro, no hacer nada al respecto. Perdonen, solo nos invade la nostalgia. No olviden hidratarse, no ponerse el saco y reconocer sus privilegios. Les ha hablado Dross y les deseo Buenas Noches.

Oso Rulo
Oso Rulo  Ver otros 599 artículos

Fui al IMSS, nadie me volvió a ver


Compartir Alumnos de la UNAM que fuman mota en la Mega Peda se indignan por desnudos en CU

Logo