Tu tía ya no te podrá decir: “¿Y dónde está el novi@?”

La vida es difícil, pero si no eres feo o muy ocupado, no tienes idea de los niveles que puede alcanzar la desgracia. Estas dos condiciones te impiden por lo general crear relaciones interpersonales y te alejan de todo lo cool que ofrece el mundo.

Nuestros amigos del lejano Japón, preocupados por la salud emocional de todos los que sufrimos de abandono, le han dado solución a todas nuestras carencias más elementales y han creado Family Romance.

Su servicio es básicamente para alquilar gente que fingirá ser tu cuate para que salgan en tus fotos, tu “novia” para ir al cine, falsos familiares para llegar a los XV de la Sarahí y hasta alguien que te regañe cuando lo mereces.

La idea surgió cuando Yuichi Ishii, dueño y fundador, acompañó a una amiga que era madre soltera, y se hizo pasar por su marido durante una entrevista para que su bendición entrara a una guardería privada de Tokio, donde no aceptaban a niños de familias rotas, perdón, monoparentales.

“Me di cuenta de que existían injusticias en la sociedad japonesa, y vi que era posible ofrecer servicios para cubrir esos huecos”, relata en una entrevista el feliz creador.

Luego de hacer ese primer parito, entre amigos le llegaron a pedir hasta “invitados de relleno” en varias bodas, y fue entonces cuando Ishii vio el bisne y echo a andar el monstruo que acabaría con la soledad de los japoneses (al menos mientras tengan dinero).

Al día de hoy Yuichi tiene 1.200 actores, como él los llama, y su menú incluye el alquiler por horas de amigos, padres, madres, maridos, esposas, novios, hijos o compañeros de trabajo de los que el cliente puede elegir en función de sus preferencias sobre si son guapos y que personalidad les late más.

Así que ya te la sabes, si lo que quieres es vivir menos solo (aunque sea de una forma falsa), lánzate con estos genios de la mentira y el montaje, créate una historia perfecta y disfruta por unas horas de esa vida que siempre has querido.

Compartir ¿Eres un fracaso en el amor? ¿Eres muy feo para Tinder pero tienes varo? Esta app podría ser tu solución

Logo