Asaltantes tendrán hasta el 1 de diciembre para cambiar sus balas por abrazos

O, si no, serán desterrados de la República Amorosa

La Cuarta Transformación.- Luego de recibir su constancia como presidente electo, Andrés Manuel López Obrador anunció que, a partir del primero de diciembre, los asaltantes sólo podrán amenazar con abrazos, si es que quieren permanecer en la República Amorosa.

Por esta razón, en el transcurso de la semana, se abrirá un centro de canje para los interesados puedan intercambiar sus balas por un curso completo de abrazoterapia. Dicho curso será impartido por el excandidato independiente, El Bronco, quien alentará a los asaltantes a que se abracen entre ellos e incluso se besen.

Bajo la consigna de “abrazos, no balazos”, se reducirán los niveles de delincuencia que preocupan a la nación, además de orientar a los asaltantes para que tengan otros medios de intimidación menos violentos y peligrosos, algo que incluso a ellos les conviene puesto que los abrazos son más baratos que los balazos.

Asimismo, los asaltantes que se rehúsen a ocupar los abrazos en lugar de los balazos, será desterrados del país y conducidos a otras zonas del mundo en una caravana comandada por Toño Esquinca, quien será el encargado de garantizar que los asaltantes sí hayan abandonado suelo mexicano.

Se dice que los únicos balazos permitidos en la República Amorosa serán los dardos de juguete y los disparos del Gotcha, aunque de este último aún se tiene dudas, pues algunos especulan que dicho juego cambiará de dinámica y, en lugar de disparar pinturas, los jugadores tendrán que abrazarse en multitud.

Compartir Asaltantes tendrán hasta el 1 de diciembre para cambiar sus balas por abrazos

Logo