Aroma hogareño Vs Aroma de Rosa Venus

 

México.- El maravilloso Día del Jabón Chiquito, que otros conocen como el Día de San Valentín, tiene unas variantes no tan cómodas cuando no hay dinero para pagar un hotelazo romántico y con sábanas de dudosa procedencia.

Cuando no hay tiempo, o ganas, o dinero, o chance de ir a un hotel, los enamorados deben ejercer el dulce oficio del amor desde la incomodidad de sus hogares. Si tú tienes un departamento para ti solito, no hay bronca, pero seguramente vives con tus padres o con roomies, y es ahí donde empiezan los problemas, pues no te dejan coshar como Cupido manda.

Nuestro Equipo de Amantes Empedernidos ha descubierto las 10 principales diferencias entre celebrar el 14 de febrero en tu casa (cuando se ausentan tus papás) o en un hotel (de ésos que hasta te da miedo de pisar la alfombra porque hay una extraña mancha en ella). Veamos:

 

1. Casa: Los vecinos se enteran de todo.

Hotel: A los otros visitantes les vale cuánto grites con tu pareja.

2. Casa: Corres el riesgo de que “ver una peli” sí signifique realmente “ver una peli”.

Hotel: No hace falta poner pretextos, tú bien sabes a lo que van.

3. Casa: Puede que lleguen tus familiares antes de tiempo y te cachen en plena acción.

Hotel: Puedes encontrarte a tu ex saliendo con tu mejor amigo.

4. Casa: Te ahorras una buena lana.

Hotel: Haces una muy buena inversión (inviertes en un sabroso recuerdo).

5. Casa: Tienes que planear cautelosamente la situación.

Hotel: Sólo basta con que estés en la calle con tu pareja, se les cruce un hotel en el camino y ya.

6. Casa: Puede que sólo estés ahí de incógnito, pero también puede que la casa de tus suegros en algún momento se convierta en tu nueva casa.

Hotel: Tienes la certeza de que, en seis horas máximo, se acaba la magia.

7. Casa: Tu perro ve todo el espectáculo.

Hotel: Una cámara los graba y luego el video estará en internet.

8. Casa: Si cambiaste de pareja, todo mundo ya se enteró.

Hotel: Aunque hubieras ido ayer con una persona distinta, a nadie le importa.

9. Casa: No necesitas comprobar que eres mayor de edad. Es más, no necesitas ser mayor de edad.

Hotel: Si eres joven y olvidaste tu INE, ya te la pelaste y tienen que echar pasión en el parque.

10. Casa: Al final, terminan con la ropa puesta al revés y despeinados.

Hotel: Al final, terminan con el clásico aroma de Rosa Venus.

 

Compartir 10 atrevidas diferencias entre echar pasión en un hotel o en una casa sola