Rancheros alfa que se respetan y no otra cosa

Acapulco.- En la tienda de conveniencia más famosa que ha reemplazado a todas las “Tienditas Ramírez” de nuestro país, el Oxxo, se viven un sinfín de aventuras, todas llenas de folclor, intriga, magia y sentimiento, como la clásica que llegas y te compras unas papas en bolsa mientras tu mejor compita se roba una bolsita de limones y unas mentas nada más por mitómano y buen cotorreo.

Fue en un Oxxo de Acapulco donde se vivió toda una aventura cuando un buen ciudadano de nombre Don y de apellido Vergas, se introdujo al establecimiento montado en su caballo, para pasar por su deseado six de cervezas.

El dueño de este caballo pidió que se le auxiliara en su compra porque ese pobre “wey” ya se encontraba desesperado, y no podemos culparlo, todos hemos pasado por esa fastidiosa fila del Oxxo cuando tú solo quieres tu recarga de 20 pesitos para mandarle mensaje a tu novia/o de “ya llegue” porque pobreza del tercer mundo.

Y como se trata de leyes y costumbres provincianas, no se reporta ninguna denuncia en contra de meter caballos a los Oxxos o cualquier establecimiento con venta de alcohol, ya que se estaría reduciendo la venta en un 10,000%, por lo que tu padrino el del caballo es libre de entrar y salir con su mascota, privilegio que no gozamos en esta aburrida y sosa ciudad.

 

 

 

Compartir Típico que tienes rodeo a las 4 pero antes pasas por tu six y tu recarga de 20 varos