Bien dicen que la décima es la vencida ¿no?

Botadero, población tú.- Ah el amor… todos tenemos la esperanza de que la persona con la que estamos (si es que estamos con alguien) no nos parta el corazón ALV en un cuatrillón de cachitos para tener que volverlos a juntar de una manera torpe, tropezada y dolorosa, porque cada relación que inicia es un salto de fe hacia un abismo oscuro, silencioso y hondo, despojados por completo de los cinco sentidos y todas nuestras extremidades.

Aunque ¿qué es la vida sin un poco de drama a mitad de semana, querido lector, qué es?

Pero bueno, a lo que realmente venimos es a contarte la historia de este soldado del amor que viene batallando con esto del romanceo desde 1966. Su nombre es Ron Sheppard y es el británico con más matrimonios en su historia de vida, pues a sus 69 años junta un total de nueve matrimonios con nueve distintas mujeres y nueve devastadoras decepciones.

Todo era felicidad para Ron cuando “encontró” a su media naranja aquel verano en la década de los 60. Observemos bien esa sonrisa en la foto de arriba, esa luz en sus ojos que dice “ya chingué, ésta es la mera buena, la vida me sonríe“, y cierto aire de esperanza en su gesto.

Ahora en la siguiente diapositiva, echemos un vistazo a cómo, 1) han pasado los años, y 2) luce un corazón que lenta y dolorosamente se ha quebrantado varias veces durante décadas y décadas, y décadas…

Ay mivi Ron, quizá una novia robot para este 2018, igual y funciona…

La nota llegó a los principales titulares debido al último rompimiento al que se vio sometido el amoroso Ron, cuando su prometida filipina de 28 años, Cristel, le confesó que no podía más con su relación y se fugó de sus brazos para presuntamente irse con otro. Mientras tanto, Sheppard denunció a la extranjera por si quería vivir de manera ilegal en su país y sin su aprobación.

“No tenías vida amorosa porque ella insistió en que era una cristiana devota y no creía en el sexo antes del matrimonio”, admitió Ron, quien se quedó con las ganas de probar ese dulce dulce amor de la joven filipina.

Bien nos gustaría darle ánimos a este sujeto en busca del amor como cualquiera de nosotros, pero cuando tanta gente se pone de acuerdo en botarte, quizá debería reconsiderar que el problema no es la humanidad, sino uno mismo…

Ahí les va el recuento de los daños para que por lo menos aprendamos algo: casarse es tonto.

Tercera esposa: “La tercera es la vencida” Lesley

Cuarta esposa: “Tres no es ninguna” Kathy

Quinta esposa: “Ésta es la buena” Sue

Séptima esposa: “También me gusta ver la tele y tomar café” Wen

Octava esposa: “No quiero morir solo” Weng

Novena prometida: “No me hables mientras me tomo selfies, abuelo” Cristel

 

Compartir Como cuando el amor no es para ti y tu novena esposa te deja ALV por otro