“Si me despiertan, no respondo”… y que se queda dormido

Calzada de Tlalpan.- Esa famosa calzada, donde se le hace visita a Jesús Padre Santo en misa dominical, fue testigo de un atroz accidente por parte de un funcionario público. No se alarmen, niños, nadie salió herido, solo un noble árbol vio su vida desvanecerse ante sus ojos.

Sabemos que tu mente comienza a especular la identidad de esta persona: ¿será aquel jovenzuelo de copas ligeras del que todos hablan y que es lo único que conozco sobre el PAN?

Pues ño, este accidente lo protagonizó Omar Borboa, el secretario del PAN en Jalisco, quien se encontraba en un estado de ebriedad nivel “déjenme que estoy llorando” durante la madrugada de este jueves, sin control absoluto de su vehículo y en pleno estrellón con un pobre árbol.

Al arrivar el personal de rescate y emergencia, el señor don Borboa no podía ni con su propia alma, pues pedía unos cinco minutitos más de sueñito porque poder, necedad y alcoholismo en la sangre.

Y todo es risas cuando nadie sale herido, pero fuentes brotantes cercanas al aliento de este caballero dicen que su nivel de alcohol superaba el legal permitido.

Mientras tanto, lo mejor que se puede hacer es ponerse su buena dotación de gel en el cabello, ponerse una coqueta camisita de color lavanda y pedir una sincera disculpa por andar de chupirul.

¿Usted qué piensa, amable televidente, debieron concederle un par de minutos más de sueño a este imprudente luchador?

 

 

 

Compartir Típico que eres secretario del PAN, chocas y además pides “eh we dame un segundito, bro”