Listado no apto para licenciados, se recomienda discreción

Matemáticas, Primer grado.- De acuerdo con nuestra constitución, en el artículo tercero se estipula que la educación preescolar, primaria y secundaria son obligatorias. Casi tan obligatorias como fijar el peinado con gotitas de limón, levantarse llorando en la mañana y perder toda tu fortuna en el vicio de los torneos “de a devis” de tazos o de la drogadicción temprana.

Esta etapa de la vida en que somos como pequeñas esponjas que absorben todo tipo de conocimientos (y uno que otro chancletazo de la jefa), está llena de actividades que no siempre son tan agradables como aprender matemáticas, español, historia, ciencias naturales de demaz matretiaz Ke NO surBEn Pa Nada xDXdxXDDXD :v.

Esta situación genera verdaderas dudas sobre si el conocimiento aprendido en verdad será aplicado en algún momento de la vida y, aunque tal vez no necesitemos de ecuaciones complejas, derivadas integrales o raíces cuadradas, lo que es cierto es que un poquito de conocimiento nos servirá para resolver problemas cotidianos que retan nuestro intelecto como los que describimos a continuación:

1.- Cuando vas con los compañeros de la oficina a un bar del centro con música de “Rock en tu idioma”, piden la cuenta por separado y siguen faltando como cien varos.

2.- Cuando vas a pasar cualquier paso a desnivel en la Ciudad de México en temporada de lluvias. Ya se encuentra un camión Torton atascado en medio, pero le vas tanteando para ver si pasas. En este caso también se requieren estudios de ingeniería aplicada y un mínimo de primaria completa.

 

3.- Cuando ya debes tres materias en la primer semana de clases y sacas la calculadora para ver si 5.6 sube a 7 para así promediar 6.0 en el semestre y evitar volver a recursar “Orientación vocacional”.

 

4.- Cuando eres un aficionado promedio de un equipo promedio (todos) del fútbol mexicano y comienzas a trazar un simulador para ver si empatando en casa o perdiendo de visitante sin recibir más de 2 goles por partido. También esperas que los demás equipos consecutivos en la tabla empaten o pierdan por una diferencia de 3 goles los próximos dos partidos. Sólo así tu equipo alcanza zona de liguilla.

 

5.- Cuando la señora de los tamales te cobra $21.00, le pagas con un billete de $50.00 y te pide $1.00 para devolverte $30.00.

6.- Cuando te vas a trasladar en metro y vas a transbordar tres líneas para llegar a tu destino. Calculas el tiempo estimado por estación (2 min prom.) pero no sabes si contar el doble o el triple en los transbordos y si es el caso cambias de estrategia para abordar una ruta más larga pero con sólo un transbordo. Todo esto mientras pasaron tres trenes y llegaste tarde otra vez y mejor agarraste taxi.

7.- Cuando te enfermas y el médico te receta una pastilla cada ocho horas y otra cada cuatro. Entonces divides el día en tres y seis partes respectivamente pero tienes que tomarlas con una hora de diferencia y prefieres esperar pacíficamente la muerte por diarrea y gripe.

8.- Cuando estás en la fila del camión y cuentas los asientos laterales y traseros para establecer una media del número de pasajeros que caben sentados y cuántas personas se encuentran en la fila formadas.

Compartir Te presentamos 9 situaciones reales donde sí se necesitan las matemáticas