Cachan a embajador de Mexico robándose libro en Argentina

Por jugarle al detective salvaje ya regresaron al embajador de México

Buenos Aires se ve… – Bien decía tu abuela “pena robar y que te cachen”, y pues exactamente eso fue lo que le pasó al embajador de México en Argentina, que está haciendo el oso a nivel internacional porque lo cacharon en video robándose un libro de una librería.

Óscar Ricardo Valero Recio Becerra, con todo y su sueldazo de embajador, seguro se olvidó que ya no es un detective salvaje de 18 y decidió jugarle al vergas robándose un libro… y le tocó perder.

En el video dado a conocer ayer en redes sociales se puede ver cómo intenta aplicar la clásica de esconder el libro en un periódico. Luego, a paso de tortuga, recorre el lugar y compra algunos discos para despistarle. Todo esto sucedió en El Ateneo, una de las librerías más bonitas del mundo según el Internet.

Sin embargo, al salir le suena el aparato de la entrada y cuando un guardia se acerca a revisarle sus pertenencias, se da cuenta que no habían pagado el libro, así que lo detuvieron.

Cuando llegó la policía encontró al embajador, de 76 años, muy tranquilito sentado en una silla. La calma de un hombre viejo que lo ha vivido todo y no tiene nada que perder, seguramente. O la calma de un loco, también puede ser. Ahí fue donde torcieron que se trataba de un embajador, pero a pesar de eso decidieron reportarlo.

¿Qué libro se quería robar el embajador?

El libro, por cierto, fue una biografía de Giacomo Casanova, un aventurero, libertino y agente secreto italiano que vivió a mediados del siglo XVIII. Como ya te imaginarás, gracias a él se usa el término “casanova” para referirse a un seductor.

Seguro al embajador le mama el personaje y pensó que robarse un libro siendo un embajador es exactamente lo que haría Giacomo Casanova, pero no le salió.

¿Qué le va a pasar al embajador?

El caso es un enredo por el cargo del viejito. En teoría tiene inmunidad diplomática y no podrían imputarlo sin que Argentina le solicite formalmente a México que le retiren el fuero, lo cuál sería un pedo enorme nada más por un pendejo libro. Es más, yo se lo pago si quieren porque hasta me cayó bien el señor.


Lo que sí es que Marcelo Ebrard anunció que ya pidió su regreso a México, seguramente para pegarle en la manita. AMLO, por su parte, dijo que todos cometemos errores y bajita la mano lo perdonó. También aprovechó para contar una anécdota de cuando lo acusaron en falso de robarse un libro y luego dijo algo así como “prestar un libro está mal, pero devolverlo es peor”. En fin.

Compartir Pena ser el embajador de México en Argentina y que te cachen robando libros

Logo