Vegano entra en crisis porque lleva diez minutos sin decirle a nadie que es vegano

Ya casi le va a explotar la vena de la frente

México.- León Lechuga Piña, millennial orgánico, autosustentable, sin gluten, sin popote, bicicletero y único y detergente, ingresó de emergencia a un hospital privado luego de sufrir una severa crisis de ansiedad al permanecer diez minutos sin poderle gritar al mundo que era vegano.

Los hechos ocurrieron a las 8:15 de la mañana, cuando León Lechuga se encontraba en su primera clase de yoga en la Condechi. Aunque la clase inició justo a las 8, el joven Lechuga se presentó cinco minutos después, por lo que no pudo interrumpir la meditación inicial.

El joven de inmediato se integró al grupo, extendió su tapetito que había comprado en Minisu y se dispuso a realizar su “oooom” en flor de loto, para comenzar a relajar la raja y disfrutar la fruta, todo relax y tranqui.

Sin embargo, a los pocos minutos, comenzó a manifestar una incómoda sudoración y precipitación cardiaca, además se le empezó a hinchar la vena de la frente y tuvo morderse los labios para controlar su ansiedad.

Testigos de Gandhi afirman que, efectivamente, la crisis de Lechuga se debió a que llevaba más de diez minutos en su clase sin poderle decir a nadie que era vegano, y que él era un ser superior por no consumir el sufrimiento de los pobres animalitos.

“Este pobre chamaco tuvo un soponcio producido por la ansiedad que le provocó no poder decir que era vegano, mírelo, todo pálido y demacrado… y así como él, llegan muchos al hospital”, explicó la enfermera que lo atendió.

El doctor le recomendó a Lechuga no volverse a exponer a ambientes donde no pueda presumir su veganismo. “Lo mejor sería que el muchacho volviera a comer carne, pero si sigue de mamerto, le recomiendo que vaya a lugares donde sí pueda decir que es vegano. Paracetamol”, concluyó el médico.

Compartir Vegano entra en crisis porque lleva diez minutos sin decirle a nadie que es vegano

Logo