“¿Qué no hemos sufrido lo suficiente?”, preguntaron

Guadalajarock.- Mientras todos creíamos que los mexicanos fifí sólo se manifestaban en la Ciudad de México, también en provincias como Guadalajara han salido a la luz los tapatíos que odian con todo su ser a los migrantes centroamericanos.

Y es que ahora fue Fher Olvera, el vocalista de Maná (esa banda en la que Aleks Syntek hubiera tocado si no fuera por su falta de cabello), quien les llegó de sorpresa y les cantó a los inmigrantes centroamericanos en un albergue de Jalisco, todo esto siendo orquestado por miembros de la comunidad fifí quienes son como el vomito de Donald Trump. 

Los migrantes, al sentirse apoyados por los chairos y la izquierda mexicana, decidieron manifestase en contra de las terribles torturas y abusos a los que son sometidos por parte de los mexicanos y sus autoridades, como hacerlos escuchar canciones de Maná las cuales son tan nefastas y ridículas que sólo un sadomasoquista podría soportar.

El Denisse de Kalafe todavía se dio el lujo de darse la vuelta por las instalaciones del albergue para hacer sufrir con sus melodías a todos los centroamericanos. “Yo sólo estoy siguiendo las ordenes de mi corazón, y el dinero”, mencionó.

“Todos venimos escapando de Ricardo Arjona como para que nos hagan esto”, comentó un migrante guatemalteco al reportero de El Deforma que vive en Guadalajara. “Este tipo de torturas no las practica ni el Estado Islámico”, señaló.

El cantante interpretó las canciones “Rayando el Sol” y “En el muelle de San Blas”, e invitó a los inmigrantes a que se regresarán o que si no seguiría cantando toda la noche. “Fue una masacre psicológica”, concluyó el hondureño.

Fher de Maná, el príncipe de los Fifí.

Desde El Deforma lamentamos que sigan pasando este tipo de abusos con los inmigrantes, quienes de cualquier forma no merecen ser sometidos a las canciones de Maná; eso es algo que no se merece ningún ser humano por muy malo que sea. 

Compartir Fher de Maná le cantó a los migrantes y ellos exigieron a los mexicanos que ya dejen de torturarlos

Logo