Ay Chihuahua, otra vez tú

Chihuahua.- El amor nos hace cometer locuras, ¿verdad? Bien dicen que a tiempos desesperados, medidas desesperadas, pero en este caso,  el amor fue cómplice de un crimen que sustrajo a un pobre recién nacido de las manos de su verdadera madre para ponerlas en las de una loca con ganas de retener al novio a como dé lugar.

Adriana Leyva de 22 años fingió por meses que tenía una criatura creciendo en sus entrañas para recuperar a su novio Daniel, con quien hacía tiempo llevaba separada a causa de su infidelidad. Y como el viejo truco de “no hay pedo, tomo pastillas” no funcionó, esta joven tuvo que recurrir al robo de un menor en un hospital del estado.

Bajo el argumento de la venta de ropa para bebés, Pamela, la verdadera madre quedó de encontrarse con Adriana en una calle para realizar el intercambio. Poco sospecharía que esta mujer aprovecharía un descuido para darse a la fuga con todo y niño. Obviamente se levantó el reporte del bebé desaparecido, del que no se supo nada hasta que aparentemente “volvió a nacer”.

La verdadera madre observó la imagen del nacimiento de su hijo y su cesárea, para después llamar a las autoridades. Varios testigos, amigos de la acusada, afirman que algo nunca les cuadró con respecto a su embarazo, pues bebía alcohol sin restricción y finalmente nunca la vieron realmente en el hospital, simplemente apareció con un bebé después de un tiempo.

Finalmente, después de comprobar que esta mujer jamás había tenido un solo registro de dar a luz, Adriana Chávez fue capturada y sentenciada a siete años de prisión con una multa de 20 mil pesos. “Me arrepiento. Se me salió mi gran mentira de las manos, pero estoy contenta de que el niño está otra vez con su mamá”, afirmó la acusada.

 

 

 

Compartir Como cuando quieres retener a tu novio con un falso embarazo y un bebé robado

Logo