¿Alguien dijo cubetas con cemento para apartar lugares en la calle?

La Cedemequis.- Nuestro país  (y sobre todo la capirucha) cuenta con personajes muy icónicos. Ya sea Doña Pelos o el taquero que te dice “güero” sin importar cuánta melanina tengas en la piel.

Pero existe otro grupo de personas que, como buenos mexicanotes, saben aprovechar oportunidades (y con oportunidades nos referimos a las calles y los lugares para estacionarse). Estos son los famosos “viene-viene” (o franeleros) que, sin importar dónde te encuentres, sacarán su mítica franela roja y te cobrarán un cambio por estacionarte en la calle. Para entenderlos y apreciarlos mejor, desmenuzamos algunas de sus características:

1.

2.

3.

4.

5.

6.

 

7.

8.

*

 

Compartir La callejera anatomía de un “viene viene” chilango

Logo