Te explicamos todo lo que necesitas saber sobre la felación

Haz feliz a ese ser especial

México.- El mundo de las pasiones humanas es amplio y complejo. A menudo, el expresar ciertos gustos o filias conduce a prejuicios y confusiones por parte de los otros. Muchas veces, nosotros mismos no sabemos cómo enfrentarnos a nuestros propios placeres. Por eso, lo primero es entender y lo segundo es disfrutar.

Es por ello que, pendientes de tus sentimientos y gozos, el Equipo de Filias, Parafailias y Necrofilias del Deforma preparó una guía para entender de una vez por todas qué es, en qué consiste y cómo practicar la felación.

¿Qué es la felación?

El diccionario de mexicanismos de la Real Academia del Lengüeteo define a la palabra felación (del latín felatio) como “el acto de amar intensamente a cualquier tipo de felino”; y se refiere al cariño filial expresado hacia gatos, leones, tigres, panteras o empleados domésticos.

¿Cómo practicarla?

Lo primero es tener a la mano un felino. Puedes adoptar uno o quedarte parado en cualquier lugar con las sobras de un alimento, ya que seguramente llegará un gato en situación de calle. Suelen ser tímidos pero si les das de tu comida ya tienes la mitad de su amor ganado.

Una vez que tiene la panza llena, podrás considerarlo tu esclavo, por lo que, con la promesa de más comida, puedes atraerlo hasta tu hogar y ahí encerrarlo para que no salga nunca más. Asegúrate de ponerle un nombre juguetón, elegante y que siempre te dé gusto decir.

Sin embargo, una vez que comiences a practicar la felación, recuerda que en realidad él es el dueño y tú la mascota, por lo que debes procurarlo en cada cosa que se le ofrezca, ponerle arena, limpiar su mierda, darle de comer seis veces al día y acicalarlo constantemente.

¿Qué precauciones tomar?

Debes tomar en cuenta que los felinos son animales sumamente celosos de su territorio. Si tu felación es mucha y deseas tener un nuevo felino, recuerda que debes acostumbrar a tu antiguo gato a la idea, demostrándole en todo momento tu cariño y presentándole poco a poco al nuevo integrante.

También puedes ser uno de esos señores que acumulan gatos al por mayor, huelen a orina y van a la Cineteca Nacional. Si ese es el caso, sólo asegúrate de tener mucho pan a la mano y de anteponer su seguridad y bienestar al tuyo.

Tu sistema respiratorio se atrofiará, tu vida social se irá por el caño, pero no importa, porque tu felación es tan grande que tus mininos siempre estarán contentos.

¡Y ahora ya lo sabes! Sólo recuerda que la felación es un acto que debe practicarse con higiene, pero sobretodo con mucho amor.

Compartir Te explicamos todo lo que necesitas saber sobre la felación

Logo