12 cosas que Anaya no puede explicar y que todo México necesita saber antes de ir a votar

En tu cara, Ricki Riquín Canayín

No Atlanta.- Hablar “bonito” no es suficiente para gobernar un país, mucho menos tener cartulinas con datos falsos pegados con pritt del bueno. Pero Ricardo Anaya, candidato de la coalición De Frente por México, cree que suspirarle suavecito en el oído de México será suficiente ya tiene ganado el trono. ¿Puede ser, no?

Este medio quiere decirle que no, no señor, no señor Canayín. México y sus habitantes ya han despertado y nadie creerá en sus mentiras sin antes comprobarlas. Puede que AMLO o Miguel Galván (Barbosa) sí tienen depas sin declarar, o que Meade hizo su estafa maestra en Hacienda o que El Bronco tuvo mil irregularidades con sus firmas ante el INE, pero nadie se creerá que Sasha Grey en realidad es la Hija de Carlos Salinas de Gortari.

 

Por eso recolectamos 12 verdades aclaradas que Ricardo Anaya no puede responder y que México necesita responder, necesita respuestas antes de llegar a la urna. Por un país informado.

 

 

1. Un hombre entra en un restaurante y pide sopa de tucán para comer. Al cabo de un rato, el camarero le trae la sopa.
El hombre prueba la sepa y se queda pensando un buen rato. Sale del restaurante y se suicida.

2. ¿Qué pasaría si Pinocho dijera “Me va a crecer la nariz”?

3. Un hombre muerto yace dentro de un remolque. Se ha disparado un tiro a sí mismo. Cerca de él hay un trozo de madera. Es un trozo común, de alrededor de 60 por 2 centímetros. El trozo no tiene letras ni marcas, y sin embargo podría decirse que la vista de este trozo en este día fue la causa del suicidio. ¿Cómo puede ser?

4. ¿Por qué 5×3 no es lo mismo que 3×5?

5. He aquí dos afirmaciones. Una de ellas es falsa. ¿Cuál?

 

6. Una persona fue asesinada ¿Quién es el asesino?

7.

8.  Un joven secuestró un avión en EEUU a punta de pistola. Ordenó al piloto volar a un aeropuerto diferente y comunicó por radio sus exigencias. A cambio del avión y la libertad de los pasajeros pedía 100.000 dólares y dos paracaídas. Cuando aterrizó se los entregaron. Ordenó al piloto despegar y volar bajo hasta su destino original. Al pasar sobre un desierto se colocó un paracaídas, tomó el dinero y saltó del avión. El otro paracaídas no fue usado. Nunca se encontró al hombre. La labor de la policía es buscarlo; la suya, contestar una pregunta: ¿Por qué pidió dos paracaídas si iba a utilizar sólo uno?

La respuesta es Jesús

9.

10.

11. Encuentra a la mamá de LuisMi

12. ¿Cómo resolver la crisis de la economía mexicana?

Oso Rulo
Oso Rulo  Ver otros 252 artículos

No haga el Oso. Bienvenidos a Rulo. Y con ustedes, el Oso Rulo.


Compartir 12 cosas que Anaya no puede explicar y que todo México necesita saber antes de ir a votar

Logo