Cuando tus letras son tan “banales y poco creativas” que no merecen su copyright

Jueces gonna hate, hate, hate…

México.- Cada exitosa celebridad tiene que enfrentarse, por lo menos unas 457 veces en su carrera artística, a las demandas que se interponen entre ellos y sus millones de dólares. Siempre hay un oportunista que está esperando el momento de echarles en cara algo que, en la mayoría de las ocasiones, es completamente estúpido.

Esto le pasó a Taylor Swift, la millennial más exitosa de esta generación, con un grupo de igualadas dosmileras llamadas 3LW que quisieron interponer una demanda por plagio de la canción “Playas Gon’Play”.

Esto entró a juzgados y el resultado fue lo que todo el mundo esperaba: la supremacia blanca vuelve a ganar a favor de doña Swift.

 

Oh no, pero esto no se queda así, no sin antes un poco de crítica constructiva a la música de ambas partes, pues el juez Michael Fitzgerald dijo lo que todos estábamos pensando en su siguiente dictamen:

“Ala verga, me vale verga prro”.

O en términos legales:

“Las letras supuestamente infringidas son frases cortas que carecen del mínimo de originalidad y creatividad, factores requeridos para la protección de derechos de autor. El concepto de actores que actúan de acuerdo con su naturaleza (haters gonna hate, players gonna play) no es para nada creativo. Es banal”.

Entonces el juez dictaminó a favor de Taylor, y propuso una nueva fecha para que los demandantes dieran otra prueba que no fuera”ah yo la pensé primero”.

Por su parte, Taylor Swift se quedó llorando en su mansión, junto a todos sus sirvientes, mientras esperaba su jet para volar a la casa de Shakira, artista que también se ha visto envuelta en escándalos de plagio, mientras limpiaban sus lágrimas con billetes de a mil.

 

Compartir Cuando tus letras son tan “banales y poco creativas” que no merecen su copyright

Logo