Una historia de cuando tu mamá regresó antes del súper

Circuito Interior del Internet.- Las 4:20 de la tarde es un horario muy especial para los consumidores de la mariHuana, pues si bien hay fuego cruzado respecto al origen real de la hora de la tarde por la que se fuma, se fuma.

 

Ya sea por Los Waldos, una pandilla que salía a esa hora de la escuela y estaba quemando exactamente a esa hora o porque los fanáticos de Grateful Dead fueron obedientes; a media tarde siempre hay giribilla que sacar.

 

 

 

Sin embargo, la historia del día de hoy la envía un carnalito que ya se volvió viral gracias al Tío Chochos. Según relata el atizado, su jefa siempre sale por un tiempo determinado y él se puede dar unos viajes chidos. El problema fue que ayer no se llevó el mismo tiempo y para cuando regresó la madrina de nuestro compa, estaba hasta atrás.

Además de que la jefilla le vio los ojos de tremendo color granada, pues el carnalito estaba todo espantado, ya en la paniquiza,  le dijo a su madre la verdad: “He fumado la motita, querida jefecita”.

Lo chido fue que era 28 de diciembre y aprovechándose de que las bromas que se sueltan en este día, le dijo: “Día de los Inocentes, mi querida mamá. Ando enfermo con conjuntivitis”. A lo que la jefilla no pudo agregar nada más que una risa y un amigo más ganó.

El problema fue cuando volvió a quemar un rato más tarde y lo torcieron, pero qué le vamos a hacer, buenos amigos

¡Saluuuuuud!

Compartir Clásico que el día de los inocentes te da una nueva oportunidad con tu gfa