Calzones tirados everywhere

México.- El amor es una cosa muy, muy, pero muy bonita.

Pero esta nota no hablará de eso.

Nos enfocaremos en este caso, a los detalles y marcas que te deja la terrible institución del matrimonio cuando ya llevas algunos años de casado y sólo piensas en que debiste haber acabado mejor la carrera.

En fin.

Pero dentro de todo lo malo que esto puede llegar a ser, resaltamos junto con un equipo sofisticado de investigación conyugal, algunos puntos que puedes aprovechar cuando tu esposa sale de casa y darte esos lujitos que siemrpe has querido:

 

Puedes mojar la taza

 

Y dejarla arriba

 

¿Comer chokis en la cama? ¡Sí señor!

 

Un toquecito no le hace daño a nadie

 

Si te deja a la bendición, contratas a una niñera en corto

 

Por fin puedes ver esas series sin que te digan “ay eso está muy feo”

 

O desvelarte haciendo lo que más te gusta

 

Que vayan tus compitas a pasarla bien

 

 

Compartir 8 lujitos que te das cuando estás casado y tu esposa no está en la casa