“Ponle unas cajotas, al cabo nadie nos vigila”, dijo producción

Londres- Mucha velocidad de la luz y lo que quieras, pero aquí en la tierra el que domina y manda es nuestro benévolo líder Google, organismo internacional que mantiene a la humanidad bien vigilada por cielo, mar, tierra y cibermundo. En pocas palabras, si respiras, Google te estará vigilando.

Esta vez, ni el mismísimo Disney al producir una de sus piezas estelares se salvó de estar en el ojo del todopoderoso Google, pues las cámaras satelitales fotografiaron lo que vendría siendo la nave del Han Solo (Q.E.P.D.) estacionada casualmente en territorio de los Longcross Studios.

Este objeto volador no identificado fue encontrado por Kevin Beaumont cercano a un campo de golf cerca de la ciudad de Londres, bajo esta dirección. Para no causar nada de misterio entre los curiosos locales (según la gran idea del becario de producción), la nave fue oculta con un montón de contenedores de envío gigantescos y de varios colores.

Esto solo demuestra que ni una malévola empresa especialista en guardar grandes secretos puede escapar de los ojos del Gran Hermano moderno, lo cual nos parece un hecho terrible y poco ético, sentirse vigilados por un… excelente servicio de búsqueda por Internet, siempre dispuesto a satisfacer cualquier necesidad de información cualquier día de la semana, las 24 horas del día. ¡Gracias Google, te queremos!
Con amor, niñita.

 

 

 

 

Compartir Cuando ya ni el mismo Millennium Falcon se le escapa a las cámaras de Google Maps