Tiembla, Kanye: Luchadora de WWE también va por la presidencia de Estados Unidos

Total, ¿qué tan difícil puede ser?

Parece ser que para llegar a ser presidente de los Estados Unidos tan sólo tienes que desearlo y tener o el suficiente dinero o la popularidad necesaria para atraer a los votantes este 2020. Ahora la luchadora de la WWE, Mickie James, se suma a la lista de contendientes.

Hasta hace unos días el rapero Kanye West y la heredera del imperio Hilton, Paris, han lanzado sus nombres para llegar a la Casa Blanca en estas elecciones y competir contra el actual mandatario Donald Trump por el ansiado puesto.

Por medio de sus redes sociales, la luchadora Mickie James anunció que decidió cumplir su verdadero destino: “Darle a la gente lo que realmente necesita”. James compartió el siguiente mensaje acompañado de una de sus fotos y fijó su tuit:

¡¡Anuncio oficial!! He decidido cumplir mi verdadero destino y darle a la gente lo que realmente necesitan. Me postulo para presidente. ¡De nada América! Nos vemos en las urnas”, señaló emocionada a lo que sus seguidores apoyaron y dejaron respuestas positivas.

Tras el peculiar anuncio, su ex compañera, Trish Stratus, se sumó al proyecto e incluso fue invitada a formar parte de la campaña por la propia Mickie James. “Sé que eres canadiense pero, ¿quieres ser mi compañera? ¡No necesitamos encuestas! ¡Realmente podemos ganar esta cosa!”, escribió en su cuenta de Twitter con alrededor de 870, 300 seguidores actualemte.

Por increíble que parezca, James no es la primera luchadora en ingresar a la política y ganar un puesto en el poder. Glenn Jacobs, mejor conocido en la industria de la lucha libre como Kane, es actualmente alcalde del condado de Knox, en el estado de Tennessee.

James se había caracterizado por llevar una exitosa carrera en la WWE; entre los años 2005 y 2010 saltó a la fama por sus historias en que involucraban obsesiones y supuestos romances con su ex compañera Trish Stratus y se consagró como toda una estrella.

A finales del 2010 abandonó la carrera para dedicarse un poco a sus propios proyectos que tenían que ver con su gran pasión por la música country. Sacó dos discos llamados Strangers and Angels en 2010 y Somebody’s Gonna Pay en 2013.

Tiempo después, regresó a Impact Wrestling, siendo tres veces campeona de las Knockouts. Sin embargo, para cuando quiso regresar a la WWE en el 2016, Mickie James no ha podido dar lo mejor de sí misma ni competir por ningún campeonato.

Compartir Tiembla, Kanye: Luchadora de WWE también va por la presidencia de Estados Unidos

Logo