Típico que tu bendición y tu gatito se avientan un tiro épico mientras los grabas

Hazte a un lado, Canelo

Mundo increíble.- Desde los primeros seres humanos que poblaron la tierra, el hombre y la bestia han tenido enfrentamientos memorables, como el de Sansón y el león, o el de Leonardo DiCaprio y el Oso, o el del campesino argentino con un puma, pero ninguno ha sido tan increíble y excelso como el de un bebé con un pequeño gatito.

Así es, raza, el instinto de lucha del homo sapiens se manifiesta desde los primeros meses de nuestra vida. Y el espíritu cazador de los temibles felinos también ocurre incluso en los mininos más pequeños. Si no me creen, chequen y juzguen por ustedes mismos:

Ni las batallas de freestyle tienen tanto movimiento y contundencia como este colosal tiro. Obviamente el bebé y el felino están pequeños, pero el niño crecerá, se convertirá en un valiente guerrero alfa, y el gatito también crecerá hasta convertirse en un tigre siberiano. Entonces tendremos la segunda parte del video.

Lo más curioso es que la mamá bien tranquis se pone a grabar la pelea, así como si nada, sin miedo a que le rasguñen a su bendición. Total, al gatito no le puede pasar nada, todos sabemos que siempre caen de pie, tienen siete vidas y han sido los favoritos desde el tiempo de los egipcios.

En fin, si van a tener un gathijo, procuren que se lleve bien con su hermanito humano, o si tienen un bebé humano entonces hagan que aprenda a convivir sanamente con su carnalito gato. Cambio y fuera.

Compartir Típico que tu bendición y tu gatito se avientan un tiro épico mientras los grabas

Logo