roger waters

Hasta que alguien se manifiesta en contra de los conciertos repetitivos de Roger Waters

CDMX, hogar de las estrellas musicales en decadencia.- Como se los hemos narrado en este, el espacio musical que abre El Deforma día con día, México ha sido presa histórica de las bandas gringas o inglesas que se valen de viejos éxitos, la mayoría éxitos de Universal Stereo, para engrosar sus cuentas, véase el caso de The Strokes pagando predial en la CDMX. Sin embargo, ahora es Roger Waters y sus giras repetitivas quien nos viene a robar, pero los judíos de México no lo van a permitir.

Ya neta, ¿esto es real?

Les juramos que no es cotorreo, amigos; tal como informa La Jornada, tuvieron que llegar los judíos mexicanos para intentar poner un alto a Roger Waters, el viejito que hace 50 años escribió las canciones que le gustan a tu tío y a tus compañeros que huelen a humedad. Ya estuvo bueno del mismo perro show digo yo, pero el argumento del Centro Simón Wiesenthal, institución que se encarga de preservar la memoria judía invita a un boicot contra Waters por su mensaje “violento y racista”.

La organización judía dirigió comunicados privados, o sea cartas, a las empresas que organizan oootro concierto de Roger Waters en México invitándoles a que retiren sus patrocinios del espectáculo. La ofensa que no pueden perdonar los judíos es la continua depreciación de su figura y comparación de su cultura con un cerdo, animal que para ellos está prohibidísimo por su incapacidad física de mirar hacia el cielo, a los ojos de Dios. Esto tampoco es coto.

1.

2.

Roger Waters ha liderado un boicot cultural en contra del estado de Israel, territorio entregado en 1958 a los judíos por parte de la ONU usurpando así terreno que era históricamente posesión de los Palestinos lo que ha desatado una guerra que todavía no conoce fin. Cabe destacar que Waters no es palestino ni tiene ascendencia del país de medio oriente por lo que a los ojos de los judíos su boicot es totalmente antisemita.

Oooobviamente a Ocesa, Ticketmaster y demás empresas que auspiciaron el concierto del próximo 7 de octubre en el Palacio de los Rebotes no van a detener su maquinaria de imprimir billetes por las quejas de un grupo de poder, pero mínimo alguien ya le dijo a Roger Waters, wey ya.

 

 

Compartir Judíos de México hablan por todos: ya no quieren más conciertos de Roger Waters

Logo