Dios cederá lugar a su lado a la señora que siempre se pierde en la clase de zumba

“Es que pobrecita”, admitió el todopoderoso

México.- En sus conferencias mañaneras de los domingos, Dios, el hombre más poderoso del universo, se apiadó de una sola alma en los 9,271 billones de años de existencia, ya que consideró tender su mano en una inocente clase de zumba.

“Me parte el corazón ver cómo va un de un lado a otro con movimientos erráticos y tristes. Tenía que hacer algo”, comentó el creador del cielo y de la tierra.

Afirmó que en el momento en que esta señora decida ascender, tendrá el lugar garantizado a su lado, removiendo la reservación que se tenía para Keanu Reeves.

“Por qué Dios, si soy el sujeto más agradable del mundo”, rezó el Kianu

Sin embargo, Dios se vio en tremenda encrucijada al notar que todas las señoras en todas las clases de zumba en el mundo se pierden de manera estúpida, pues sus instructores son faltos de calificación para la tarea.

Para ello, tomó en cuenta la situación más compasiva de México: una noble señora que vive en Tlaxcala y ha estado en esa misma clase por tres meses, sin poder cachar ninguno de los movimientos.

“Ya tuvo suficiente. Se quedará por la eternidad a mi lado, y la voy a abrazar y dar besitos en la frente para que no sufra más”, finalizó nuestro señor.

Compartir Dios cederá lugar a su lado a la señora que siempre se pierde en la clase de zumba

Logo