Ya basta de esas agresiones

México.- En el boletín oficial de la Suprema Corte de Justicia se anunció que los menores de edad podrían incurrir en un grave delito si llegaran a decirle “señor” o “señora” a una persona menor de 30 años, puesto que se trataría de una agresión verbal y un severo daño moral contra el afectado.

“Los niños cometen cientos de actos ilícitos, como tocar el timbre y echarse a correr, tirar las tortillas, perder el suéter, morder las plumas, hacer berrinche por no querer comer verduras, entre otras, pero estas faltas son mínimas y no necesitan ningún castigo más que el de los padres; sin embargo, decirle ‘señor’ o ‘señora’ a alguien joven sí es un caso muy grave que merece ser castigado”, explicó el vocero de la Suprema Corte de Justicia.

Al respecto, fuentes de la eterna juventud aseguraron que esta medida es la consecuencia de una juventud frágil y ofendida que “no aguanta vara” y se siente violentada cuando, sin querer, algún niño les habla de usted o les dice señor, “los niños qué culpa tienen de que haya jóvenes que ya estén todos traqueteados y envejecidos desde los 23 años”, alegó la mamá de Blanquita, una niña que llegó al Ministerio Público por decirle “señora” a su prima.

Según un estudio de la Universidad de la Vida, miles de jóvenes se reportan enfermos y dejan de ir a sus trabajos cuando un niño los señorea, pues este pequeño e inocente acto desencadena en ellos una fuerte depresión que, efectivamente, los hace envejecer en unos instantes.

Hasta ahora, no se sabe qué castigo podrían tener los niños que cometan dicho delito, pero se rumora que deberán pagar una fianza de 50 pesos (lo equivalente a un domingo) o permanecer en la dirección de su escuela durante una hora, “son medidas crueles, pero justas”, concluyó un juez.

Compartir Niños que llamen “señor” o “señora” a personas menores de 30 tendrán que enfrentar la justicia

Logo