piñata

Aventarse sobre los dulces también es terapéutico

Palo Alto.- Un grupo de importantes y reconocidos terapeutas han recomendado a todos los adultos del mundo, participar en, al menos, una piñata de las posadas, a fin de bajar sus niveles de estrés, tristeza o la frustración de no haber podido conectar con su crush.

La recomendación de los especialistas incluye el aventarse sobre los dulces de las piñatas como una manera para aliviar las frustraciones de la vida adulta.

‘Pegarle a la piñata es de las actividades más reconfortantes que una persona puede hacer sin meterse en problemas con la pareja’, aseguró un psiquiatra.

Pegarle a la piñata: el camino al Valhalla

De manera preferentes, el palo con el que se le pega a la piñata debe estar forrado para evitar magulladuras y ampollas que puedan luego interferir con la actividad físico sexual una vez que lleguen a casa.

Históricamente, las personas al llegar a la adultez creían que ya no estaban en edad de pegarle a la piñata, o bien, le daban con cautela y en cuanto se acababa el ‘dale, dale, no pierdas el tino…’ dejaban de darle.

‘Ustedes péguenle a la figura de cartón aunque la canción se acabe, sigan dándole…’, recomendó un especialista.

 

 

Compartir Contará como terapia que adultos le den a la piñata en las posadas

Logo