Influencer se hace tatuajes en los ojos y se queda ciega

Se le estuvo di y di, pero esta influencer no hizo caso

El Instagram – Si alguna vez has pensado “voy a tatuarme los ojos, ¿qué es lo peor que podría pasar?”, tenemos que contarte esta historia reciente proganizada por una influencer de lo peor que podría pasar con los tatuajes en los ojos. Ahí te va: La morra se quedó ciega. No es sorpresa porque ya leíste el título, pero por lo menos finge algo de sorpresa. ¿Ya? Gracias.

Una influencer australiana llamada Amber Luke, apodada cariñosamente “Dragón Blanco de Ojos Azules” se aventó a hacerse esta loquísima operación para pintarse la parte blanca del ojo (llamada esclerótica) de color azul.


Ya tenía casi todo el cuerpo tatuado, así que no es ajena a las agujas. Pero igual no fue sencillo: el procedimiento duró cerca de 40 minutos y, según la morra, el dolor fue indescriptible. “Una vez que el ojo es penetrado por la tinta, se sentía como si agarraran 10 trozos de cristal y me los frotaran en el ojo”, declaró.

Imagínense, con una máquina le mantuvieron los ojos abiertos mientras le picaban los ojos con tinta cuatro veces por ojo.

Por si esto fuera poco, después y para sorpresa de nadie porque ya leyeron el título de la nota y se los contamos en el primer párrafo… se quedó ciega. Al parecer el tatuador clavo de más la aguja de la tinta, cosa que no se debe de hacer.

via G

Temporalmente ciega, claro está. Por tres semanas la morra perdió la visión y pues qué angustia. Según cuentan, su mamá se la pasó chille y chille. Pero al final todo pasó y el Dragón Blanco de Ojos Azules se puso de nuevo en modo de ataque y recuperó la vista.

¿Por qué alguien haría algo así?


Verás. Vivimos en un planeta con con más de 7 mil millones de personas y todos funcionamos de manera diferente, amiguito.

De acuerdo con la madre de Amber Luke, a los 15 años fue diagnosticada con depresión severa. Estas modificaciones a su cuerpo como los tatuajes o su lengua de serpiente le han ayudado a aceptarse más a sí misma y a quererse. Y si eso la hace feliz, pues qué chido la verdad.

“Lo que ven ahora es una chica que odiaba cada aspecto de sí misma”, escribió. “La gente cambia, crecemos y nos encontramos en el camino”, puso en su Instagram y pues ya queremos llorar con nuestros aburridos ojos de color blanco.

Compartir Malas ideas nivel: Esta influencer se quedó ciega por hacerse tatuajes en los ojos

Logo