12 momentos que nos hacen creer que sí existe el racismo inverso

A las pruebas me remito

México.- Mucho se ha dicho respecto a la inexistencia de algo llamado “racismo inverso“, el cual consiste en tener comportamientos de desprecio y falta de equidad contra los privilegiados, güeritos y demás gente de alto pedorraje.

El pueblo fino de México pide hablar sobre este tema y decidimos que es el momento de abordarlo seriamente.

En realidad, somos una redacción que se disfraza de pueblo pero que bebe café del Libroestrella a escondidas; que se hacen llamar los becarios miserables pero trabaja en Macs con ropita de Zara; a los que les “pagan con Maruchans” pero también con mariscos los viernes; donde el problema más grande que hemos tenido es que alguien prenda el aire acondicionado y otro alguien sienta frío…

Como te hacen creer que trabajamos

Como realmente trabajamos

Así que no, chavos, aquí sí creemos en el racismo inverso pero no podíamos hablarlo sinceramente porque temíamos de represalias por parte de nuestros fans más aguerridos, aquellos que nos defendieron cuando se tuvieron que comprar zapatitos ortopédicos para un “becario”.

Lo que nadie les dijo, y hoy lo revelo muy a mi pesar y temiendo por mi cuello, es que ese dinero se lo quedaron para comprar tenis ortopédicos Nike edición limitada de casi 3 mil dólares.

En fin, esta es la verdadera cara del racismo inverso, nuestra realidad, nuestra cruel y fría realidad.

 

1. Cuando Federica prefirió a Ludovico solo porque Brad Pittin era rubio, guapo y adinerado

2. Cuando a esta chava la discriminaban por ser pelos de elote

3. Cuando no dejaron cantar a Yordi porque le tocó ser el güerito de los Vazquez Boys

4.  Cuando la niña mala de Vivan los Niños era rubia

5. Cuando Silvana era más rubia que Mariana, por ende era más malvada

6. Cuando esta rubia tiene que ponerse una gorra para que no le cobren el “impuesto rubio”

7. Cuando subestiman la inteligencia de Elle por ser una ingresada de la Universidad Harvard azarosa que entró nada más porque sí, durante un berrinche por andar de aferrada con su novio

8. Cuando a Tiffany Wilson le bajan los calzones por abuso de autoridad

9. Cuando vienen tus primos de provincia y se esconden las cadenas de oro para que no se las roben en “México”

10. Cuando dices “prefiero a la Shakira de antes, cuando no era rubia”

11. Cuando dejaron que Paris Hilton hiciera el ridículo y nadie le dijo a que esa era panza normal

12. Cuando nadie va a las marchas fifís porque nada más va puro güerito

13. Cuando se burlaron de mí en la secundaria por hacerme rayitos con el rimel de rayitos de Avon

14. Cuando pavimentan tu calle y te tachan de maldito cerdo capitalista

 

Compartir 12 momentos que nos hacen creer que sí existe el racismo inverso

Logo