Momento exacto en el que a Trump le ponen el cuerno frente a los líderes mundiales

Ni Judas se atrevió a tanto

Francia.- Durante la G7, cumbre en Biarritz donde se reúnen los países más chidos del área limítrofe, se vivió un escándalo digno hablarse con la comadre de la estética. Todo porque la atrevida de Melania Trump besó a Justin Trudeau frente a medio mundo.

 

La G7 es el congreso anual de los países mejor desarrollados donde hablan de temas preocupantes para el futuro de sus naciones y el mundo. Este año asistieron los líderes de Alemania, Canadá, Gringolandia, Croissantlandia, Italia, Japón y Reino Unido (Ni le busques, México no estamos ahí).

Fue justo durante la presentación de los mandatarios con sus nenorras, que la primera dama estadounidense aprovechó para atascarse de amor con el guapo primer ministro canadiense.

 

Aunque se están difundiendo varias fotos, ésta es una de las más claras donde claramente vemos como Melania va directito a la boquita de Justin y él, ni se quita ni nada.

Y nosotros así después de ver las contundentes pruebas:

 

Sin embargo, todo es cuestión de perspectiva y sólo es gente tratando de molestar a la familia Trump porque ya sacaron un video de lo ocurrido realmente. Melania y Justin se besaron como lo dictan los protocolos y simplemente fue un beso doble en los cachetitos, topa:

Por eso, siempre hay que escuchar todas las versiones de una historia hasta estar seguros de qué sucedió. No nos vaya a pasar como cuando todos creyeron que el Príncipe William (o Kike para los cuates) les pintó nepe a los reporteros.

 

Aunque fuentes de sodas, en la cafetería de la Casa Blanca, aseguran que el beso fue real y que todo se debe a un acuerdo que Trump y Trudeau habían establecido anteriormente. Fue un tratado de paz entre naciones que nació debido a la inhabilidad del mandatario naranja de satisfacer a su mujer debido a su micromiembro.

 

Compartir Momento exacto en el que a Trump le ponen el cuerno frente a los líderes mundiales

Logo